lunes, 18 de febrero de 2013

Tarde fea de domingo y... ¡Galletas!

Alohaaa! Aquí estamos con otra recetilla... Es una de esas recetas de las que encuentras millones y millones... Se pueden hacer de mil maneras, hablo de las galletas de mantequilla.

Este domingo por la tarde hacía un día muy feo, entonces decidimos ponernos manos a la obra. Porque yo no sé a los que tengáis hijos si a ellos les gusta, pero eso de meter las manos hasta los codos en la masa, es algo que a mi hija le encanta. Entonces le pregunté: Chuli, ¿hacemos galletas con chocolate o con mermelada de fresa? Esperaba escuchar 'con chocolate mami', cuando me suelta un 'melmeada de fresa' (entiéndase mermelada que sólo tiene tres añitos), y como sus deseos son órdenes para mí, en ello nos pusimos.





Ingredientes:

- 75 gr de azúcar
- 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 huevo
- un chorreoncito de agua
- 250 gr de mantequilla
- medio sobre de levadura
- ralladura de limón
- mermelada de fresa

Preparación:

Se precalienta el horno a 180º.

Se mezcla la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una masa cremosa.

En una superfície lisa y limpia ponemos la harina mezclada con la levadura y se hace una especie de volcán.

Dentro se pone la mezcla de la mantequilla con el azúcar, el agua, la ralladura de limón y el huevo. Vigilad que el huevo caiga dentro del volcán que a nosotros nos salió disparado para donde no tocaba...

Y ahora lo más divertido para mis chicos, amasar con las manos hasta que tengamos una masa manejable que no se nos pegue.

Liamos la masa en papel film y a la nevera una media hora.

Pasado este tiempo, alisamos la masa con el rodillo y podemos darle la forma que más nos guste. Le hacemos un hueco a la galleta (yo utilicé el dedo pulgar), ponemos mermelada encima y al horno unos 10 minutos o hasta que empiecen a dorarse. Tienen que quedar blandas.

Decir que esos 10 minutos se hicieron eternos (los niños estaban deseando hincarle el diente), pero todo llega...


Se deshacen en la boca... Y con el gusto de la mermealda quedan ricas, ricas. Eso sí, tuve que esconder algunas porque si las dejo al alcance de  mis monstruos de las galletas ¡se las zampan del tirón!

Y esto es todo por hoy, ¡besines, muaaa!




3 comentarios:

  1. Muy buena pinta! Esperaba una fotico de los nenes disfrutando de esas galletas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me dio tiempo hacerles ninguna foto jejeje

      Eliminar
  2. Jajaja...galletas de mermelada son mis preferidas.

    ResponderEliminar